viernes, 9 de diciembre de 2011

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría, aparte de volar y todas esas cosas, poder introducirme en la mente de las personas.

Juan Soler dijo...

A mi me encantaría poder detener el tiempo. Podría entrar en una pastelería y comerme todos los pasteles. Cuando tuviera un examen, podría consultar todas las preguntas y sacar un 10. Y por supuesto, colarme en el vestuario de las chicas con toda tranquilidad! :)