martes, 31 de enero de 2012

Coolman y yo
Kai es un joven aparentemente normal. Y lo sería, de hecho, si no tuviera siempre a su lado a Coolman, un héroe a quien sólo él puede ver y que siempre acaba metiéndole en situaciones comprometidas que le conducen al desastre. ¡Pero nunca es culpa de Coolman! Con un fin de semana por delante sin padres, una hermana mayor que planea una fiesta espectacular y un baile de disfraces en la escuela al cual se supone que Kai tiene que ir vestido de berenjena, solamente hay una cosa que nuestro protagonista pueda hacer: emigrar. O enfrentarse a la situación con valentía... ¡y con Coolman!

¿Quieres leer el primer capítulo? Coolman y yo



Próximas publicaciones:

                                          


Sálvese quien pueda
¡Dos semanas en Londres! Suena bien, ¿verdad? Pues no, si te llamas Kai y vas acompañado de una pesadilla con piernas llamada Coolman. ¿Que quién es Coolman? Es de aquellos que siempre (¡pero siempre siempre!) lo saben todo mejor que nadie. El hecho de no acabar en Londres no es del todo culpa suya: una catástrofe tras otra nos ha llevado por el mal camino. Ni siquiera el descubrimiento de un farsante me pudo salvar del desastre más absoluto. Para Coolman, una tontería, claro…



0 comentarios: