¡Hola, amigos!

Mi nombre es Kai, y soy un chico de once años aparentemente normal, si no fuera por el hecho de que desde que tengo uso de razón, desde los 4 años más o menos, he de convivir, no sólo con mi hermana mayor y mis padres, sino también con Coolman. ¿Que quién es Coolman? Permitidme que os lo presente. El tipo con la trompeta que tengo al lado responde al nombre de Coolman. Según nos explicó el año pasado nuestro profe de inglés, cool, además de ‘frío’, también significa ‘guay’. Así que el chalado este dice llamarse algo así como ‘hombre guay’. Por cierto, no os he comentado que para el resto de la gente Coolman es invisible, y casi mejor así. Un día bueno para mí es uno sin muchos sobresaltos y en el que Coolman se deja ver lo mínimo. En realidad, lo primero es consecuencia de lo segundo.